Adicción a internet y al alcohol

Adicción a internet y al alcohol

Mecanismo de la adicción.

Adicción a internet y al alcohol en jóvenes, son cada vez más, dos tipos de adicciones que se presentan de manera simultánea en el espacio temporal de la vida de nuestro adolescentes mayores o adultos jóvenes.

Es importante visibilizar las adicciones mixtas, y no quitarle importancia a unas para ponérsela a otras o viceversa, como punto de alerta es significativo que afecte al nivel social, familiar o escolar del joven para tomar una medida que ayude a darse cuenta de la dificultad que se está teniendo.

Definición de adicción.

Desde una perspectiva conductual o de la teoría del aprendizaje todas las conductas adictivas se activan por medio de un mecanismo de refuerzo positivo como es el placer o la euforia (high), pero a medida que la conducta se consolida, el reforzador termina siendo negativo y responde a la necesidad de no experimentar el malestar o abstinencia que experimenta al no llevar a cabo dicha conducta, Marks I.(1990).

¿Qué diferencia una adicción de una conducta sana?

Una persona «normal» puede escribir un mensaje o conectarse a la red por placer o por la funcionalidad de la conducta en sí misma; por el contrario, una persona adicta lo hace para aliviar su disforia o malestar emocional (aburrimiento, soledad, rabia o excitación), explica Potenza M. Algunas conductas normales – incluso saludables- se pueden convertir en anormales según la frecuencia, la intensidad o el tiempo y dinero invertidos. 

«Una adicción sin droga es toda aquella conducta repetitiva que produce placer y alivio tensional, sobre todo en sus primeras etapas, y que lleva a una pérdida de control de la misma, perturbando severamente la vida cotidiana, a nivel familiar, laboral o social, a medida que transcurre el tiempo». Fairburn C. y Labrador FJ, Villadangos S. (2012). En resumen, si una persona pierde el control sobre una conducta placentera, que luego se destaca y sobresale del resto de actividades en su vida, se ha convertido en un adicto conductual.

Como nace este interés.

Este interés nace de las situaciones empíricas vividas en entorno profesional, jóvenes que valoran conductas adictivas como «normales», sin ser conscientes de su gravedad porque no se percibe que existe una dificultad de independencia ante la conducta/sustancia. De esta experiencia, nace la necesidad de plantear si existe una relación entre el consumo de alcohol y el abuso de internet en jóvenes. 
Autores como Potenza nos teorizan con que conductas normales – incluso saludables – se pueden convertir en anormales dependiendo de la frecuencia, intensidad, tiempo y dinero invertidos. 
Esto nos lleva a pensar que es posible que la mayoría de las conductas puedan llegar a generar perjuicio a los individuos, incluso las bien establecidas socialmente, como el consumo de alcohol o el uso de internet. 
Si a estos mecanismos de adicción añadimos el PLACER como principal método de adicción a la sustancia o comportamiento, siendo el placer el deseado objeto obtenido mediante la adicción.
Young (1996,1999), en sus investigaciones sobre la adicción a internet, indica que proporciona a los jóvenes sentimientos positivos y de salida, lo que producen en internet sea también una vía de escape como lo es el alcohol.
 
Adicción a internet y al alcohol

Población joven en niveles patológicos.

Uno de los datos que queremos destacar y que hemos encontrado es que la media de la puntuación de nuestros jóvenes en una prueba de evaluación de nominada IAT Test de Adicción a Internet, es en sí un valor en el cuál ya existe un riesgo, el rango en el que se encuentran nuestros jóvenes es el de Usuario Medio «que tiene el control pero que pasa demasiado tiempo navegando por internet».

Esto nos llevó a pensar en Bandura A. y su teoría del Aprendizaje Social que nos habla del mantenimiento de conductas no saludables por los mecanismos de los social y la percepción de autoeficacia. 

Es decir, que los jóvenes no solo consumen alcohol o usan internet por lo aprendido en el espacio del aprendizaje social, sino que adelantan los resultados de llegar a consumir incluyendo experiencias positivas en las conductas de riesgo/adictivas llevadas a cabo. Gran parte de este mecanismo lo explicaremos como el papel que actualmente tiene internet o el alcohol como mediador social entre nuestros jóvenes. ¿Qué beneficios encuentran en él? ¿Qué les evita?

 

GRACIAS 🙂