El talento y la ilusión

el talento y la ilusión

“El talento es necesario, pero sin ilusión no se puede llegar realmente lejos”. En definitiva, al igual que casi todas, o todas las emociones, es el motor de la vida. Sin emociones, no hay movimiento, y sin movimiento no hay resultado.