Mindfulness

Cultiva serenidad y bienestar en tu vida diaria

El mindfulness puede ser especialmente beneficioso para ti si te encuentras bajo un alto nivel de estrés. Esta práctica te ayudará a centrarte en el momento presente, permitiéndote tomar un respiro y manejar mejor tus situaciones de tensión.

Si a menudo te cuesta concentrarte en tus tareas, el mindfulness te ayudará a mejorar tu capacidad de atención, lo que puede resultar útil tanto en tu vida profesional como personal.

TGRUPAL MINDFULLNESS

Castellano y Ezpeleta

Gabinete de Psicología en Zaragoza

En centro de psicología Castellano y Ezpeleta diseñamos talleres grupales por niveles: iniciación, intermedio y experto, para juntos adentrarnos en diferentes técnicas y practicar tanto de manera formal como informal, ejercicios de atención plena.

Está demostrado que el practicar con otras personas genera un compromiso mayor y nos ayuda a generar el hábito de manera más sencilla.

Por ello, nacieron nuestros grupos de seguimiento: de manera periódica, y cuando el grupo decide, nos volvemos a juntar para seguir practicando esta maravillosa herramienta, que cuando pruebes no podrás sacar de tu vida.

Recibe más información

Contacta con nosotros y te ayudaremos a valorar tu caso y a gestionarlo desde el principio de una manera eficaz y práctica.

Nuestro equipo

Psicóloga Carlota Castellano

Carlota Castellano

Psicóloga

Soy mamá, emprendedora y sanitaria.

Decidí dedicarme a la psicología de la salud, hace ya 10 años, para cuidar. Con este verbo entenderéis también mi rol como madre.

Con el paso de los años, no fue solo la rama sanitaria la que quise explorar, y empecé a hacerlo en la deportiva y en la empresarial. Aquí el cuidado es diferente, pero igual de gratificante. Soy muy feliz trabajando con personas.

Respecto al emprendimiento, siempre he andado con proyectos entre manos, lo que comúnmente conocemos como una persona «polvorilla». Así pues, en mi día a día, si hay algo que me caracteriza son mis ganas de avanzar, de aprender, de adaptar herramientas y tratamientos a todas y cada una de las personas que deciden trabajar(se) conmigo. En definitiva, me esmero por cuidar con el mimo que todos merecemos.

Te espero con los abrazos abiertos, y un buen café.

Hasta pronto

Xabier Ezpeleta en su gabinete de psicología

Xabier Ezpeleta

Psicólogo

Soy psicólogo, entusiasta y sanitario.

Mi interés como profesional es que las personas que empiecen a trabajar conmigo muestren una mejoría gradual e inmediata.

Abordando al ser humano con perspectiva integral, englobando y  analizando su «todo», sin olvidar ninguno de «sus» mundos. Lo que me ha llevado a participar en la creación de este gabinete de psicología. No se si será la sensación de libertad plena o de implicación total, lo que lo convierte en mi propio negocio, pero desde luego que bajo este proyecto alcanzo una de mis metas laborales vitales.

Más allá de mi cv y mis competencias profesionales, se encuentra mi vida personal y no precisamente en ese orden de prioridades. En la cual, me encanta disfrutar de las personas que tengo cerca, vivir experiencias diferentes y ver como se desarrolla mi entorno.

Espero que nos conozcamos  pronto y …

¡Vamos a por ello!

Preguntas frecuentes

¿Qué es el mindfulness?

El mindfulness, también conocido como atención plena, es una práctica que implica enfocar completamente tu mente en el presente. Se trata de ser plenamente consciente de tus pensamientos, emociones, sensaciones corporales y del entorno que te rodea en cada momento, sin juzgar si son buenos o malos.

Este concepto tiene sus raíces en las tradiciones budistas y ha sido integrado en la psicología occidental de varias maneras, sobre todo a través de la Terapia Cognitiva Basada en Mindfulness.

Practicar mindfulness significa prestar atención de manera activa y con intención al momento presente. Esto puede hacerse a través de diversas técnicas, como la meditación, la respiración consciente, o incluso mediante actividades cotidianas como comer o caminar.

La meta del mindfulness es ayudarte a reducir el estrés y la ansiedad, mejorar tu concentración y atención, manejar mejor tus emociones, aumentar tu autoconciencia y, en general, mejorar tu bienestar y calidad de vida.

¿En qué consisten los ejercicios de mindfulness?

Los ejercicios de mindfulness o atención plena se centran en ayudarte a conectar de manera más profunda y consciente con el presente. Aquí te describo algunos ejemplos comunes:

 

  • Meditación de atención plena: este es un tipo de meditación en la que te centras en tu respiración mientras observas tus pensamientos y sensaciones sin juicio. La idea es que te sientes en un lugar tranquilo, cierres los ojos y te centres en la sensación de tu respiración entrando y saliendo de tu cuerpo. Cuando tu mente se distraiga, lo que es completamente normal, simplemente reconoces la distracción y vuelves suavemente a centrarte en tu respiración.

  • Escaneo Corporal: este ejercicio implica centrar la atención en diferentes partes de tu cuerpo, empezando por los pies y subiendo hasta la cabeza. Al hacerlo, observas cualquier sensación física que sientas en cada parte del cuerpo sin juzgarla.

  • Mindfulness en las actividades cotidianas: Este ejercicio consiste en realizar una actividad cotidiana con total atención y consciencia, como comer, lavar los platos o caminar. Por ejemplo, si estás comiendo, te centras en la apariencia de la comida, su aroma, su sabor, la textura en tu boca, etc.

  • Práctica de la amabilidad amorosa: este ejercicio se centra en el desarrollo de sentimientos de compasión y amor hacia ti mismo y hacia los demás. Se puede practicar mediante la repetición de frases positivas o mantras, o a través de visualizaciones.

 

Estos son solo algunos ejemplos de los muchos ejercicios de mindfulness que existen. La clave de todos ellos es centrarte en el presente y observar tus experiencias (pensamientos, emociones, sensaciones físicas, etc.) sin juicio ni reacción automática.

¿Qué beneficios tiene la práctica del mindfulness?

La práctica del mindfulness, o atención plena, aporta múltiples beneficios tanto a nivel físico como psicológico. Algunos de los más destacados son:

 

  1. Reducción del estrés: al centrarte en el presente y alejarte de las preocupaciones sobre el pasado o el futuro, puedes aliviar el estrés y la ansiedad.

  2. Mejora de la concentración: el mindfulness entrena la capacidad de mantener la atención en una tarea o evento presente, lo que puede mejorar la concentración y la productividad.

  3. Desarrollo de la inteligencia emocional: la práctica regular de mindfulness puede ayudarte a comprender mejor tus emociones, permitiéndote manejarlas de manera más efectiva y mejorar tus relaciones interpersonales.

  4. Aumento de la autoconciencia: mindfulness te ayuda a tomar conciencia de tus pensamientos, emociones y sensaciones corporales, fomentando un mayor autoconocimiento.

  5. Mejora del sueño: al reducir el estrés y promover la relajación, la atención plena puede mejorar la calidad del sueño.

  6. Promoción del bienestar general: numerosos estudios han demostrado que la práctica de mindfulness puede aumentar el bienestar general y la satisfacción con la vida.

  7. Alivio del dolor: Algunas investigaciones han encontrado que el mindfulness puede ayudar a manejar el dolor crónico y reducir la dependencia de medicamentos para el dolor.

Estos son solo algunos de los beneficios de la práctica del mindfulness. Sin embargo, es importante recordar que, al igual que cualquier otra habilidad, los beneficios del mindfulness vienen con la práctica regular y sostenida en el tiempo.

¿Por qué es tan importante su práctica diaria?

La práctica diaria del mindfulness es esencial por varias razones:

  • Consolidación de la habilidad: al igual que con cualquier otra habilidad, la consistencia es clave para su desarrollo. Practicar mindfulness diariamente te permite ir mejorando progresivamente tu capacidad de mantener la atención en el presente y de manejar tus pensamientos y emociones de una manera más efectiva.

  • Beneficios acumulativos: muchos de los beneficios del mindfulness, como la reducción del estrés o la mejora de la concentración, son acumulativos. Esto significa que tienden a aumentar y a hacerse más evidentes con el tiempo y con la práctica continua.

  • Creación de un hábito saludable: al incorporar la práctica del mindfulness a tu rutina diaria, estás creando un hábito saludable que puede ayudarte a manejar mejor el estrés y a mejorar tu bienestar general.

  • Mejora constante del bienestar: practicar mindfulness diariamente puede proporcionarte un respiro en tu día a día, un momento para conectar contigo mismo y con el presente, lo que puede tener un impacto positivo en tu bienestar diario.

¿Cuántos tipos de mindfulness hay?

El «mindfulness» o atención plena no se clasifica estrictamente en «tipos» ya que es una práctica unitaria centrada en cultivar la conciencia del momento presente con aceptación y sin juicio. Sin embargo, hay diferentes enfoques y técnicas que pueden utilizarse para cultivar mindfulness. Algunos de estos son:

  1. Mindfulness basado en la reducción del estrés (MBSR): un programa estructurado que integra mindfulness para ayudar a las personas a lidiar con el estrés y las condiciones relacionadas con la salud.

  2. Mindfulness basado en la terapia cognitiva (MBCT): Una intervención que combina elementos de la terapia cognitiva con prácticas de mindfulness para ayudar a prevenir la recaída en la depresión.

  3. Meditación Vipassana: una técnica de meditación que se centra en la profunda interconexión entre mente y cuerpo, a menudo considerada una forma de práctica de mindfulness.

  4. Meditación Zen (Zazen): un tipo de meditación que puede incorporar prácticas de mindfulness, centrándose en la observación de los pensamientos y sensaciones sin apego ni aversión.

  5. Mindfulness aplicado a la alimentación consciente: en este enfoque se promueve la atención plena durante la ingesta de alimentos, apreciando las texturas, sabores y olores, y siendo consciente de las señales de hambre y saciedad del cuerpo.

  6. Mindfulness en el movimiento, como el yoga y el Tai Chi: Aquí, la atención plena se fomenta a través del movimiento consciente y la integración de la mente y el cuerpo.

Dependiendo de las necesidades y preferencias individuales, una persona puede explorar diferentes técnicas y enfoques para practicar mindfulness.